Acción Católica - Colegio Cervantes

De Cervantespedia
Saltar a: navegación, buscar
Acción Católica del Colegio Cervantes
Hablar del Cervantes en sus primeros años es nombrar, a la fuerza, al movimiento de Acción Católica (AC), uno de cuyos centros se creó en el colegio el 6 de noviembre de 1940, en solemne sesión presidida por el consiliario de la AC en Córdoba, José Torres Molina, quedando como director el H. Matías Botet, como encargado de aspirantes el H. Arturo Alonso y como director espiritual el P. Roldán S. J. Alumnos de Enseñanza Media, sobre todo 6º y 7º, completaban la Junta Directiva y el cuadro de integrantes del centro.

El centro de AC, del Cervantes, además de la parafernalia de himnos, insignias y banderas, que caracterizaban a este movimiento, creado en el mundo en 1922 por Pío XI y en España desde 1931 gracias a Ángel Herrera Oria, se orientó hacia actividades deportivas y de excursionismo para los alumnos que en él se integraban; realizó Círculos de Estudios; editó la revista Luz: “¡Quiera el Señor y Nuestra Señora de la Fuensanta, que esta hojita lleve a todos sus lectores, calor para el corazón y luz para la inteligencia”, aparece en los Anales; pero, sobre todo, se dedicó a una intensa y hermosa labor catequética y de ayuda social en el, entonces, barrio occidental de las afueras de la capital, conocido como Los Olivos Borrachos. Allí compraron los maristas un pequeño local para realizar su apostólica labor.

Varias tardes a la semana los miembros del centro de AC del Cervantes, con su director y alma H. Matías Botet al frente, iban a Los Olivos Borrachos a impartir catequesis a los niños pequeños. En vísperas de Navidad se les entregaban regalos: “Los niños de la primera categoría logran 2 jerseys de lana, 1 prenda de vestir diversa, 1 boina, 1 kilo de garbanzos, 3 kilos de batatas y 2 naranjas. Los niños de 2ª categoría: 1 jersey de lana, 1 par de calcetines, 1 boina, medio kilo de garbanzos, 1kg. y medio de batatas y 1 naranja; y los de tercera categoría: 1 boina, medio kilo de garbanzos, 1 kilo. y medio de batatas y una naranja”, detallan los Anales. En primavera, se organizaba una excursión a Cerro Muriano.

La Acción Católica se mantuvo muy fuerte en el Cervantes durante los años cuarenta y cincuenta, comenzando a languidecer a principios de los sesenta por el cambio de los tiempos, por la ausencia del H. Matías (fallecido en Castilleja de la Cuesta en 1965) y por falta de alumnos comprometidos. Las Actas de los Consejos Locales reflejan la inquietud porque esta obra no desapareciera, cosa que no se pudo evitar. En 1963, el piso de Los Olivos Borrachos se alquilaba “a un antiguo alumno de las Escuelas Pías, que desea contraer matrimonio y no puede hacerlo por falta de piso”.


Portada libro.jpg Este artículo incorpora material del libro El Colegio Cervantes (1933-2008). 75 años de Maristas en Córdoba, escrito por Juan José Primo Jurado

Herramientas personales
Promociones