Padre Jesús Mendoza

De Cervantespedia
Saltar a: navegación, buscar
3.jpg

Jesús Mendoza González más conocido como el padre Jesús, dominico del convento cordobés de San Agustín, marcó una etapa en el Cervantes. Se hizo cargo de la dirección espiritual del colegio en 1973 y por su entrega y esfuerzos diarios, por su ilusión generosa, por su dimensión sacerdotal, por su carácter abierto y amable, por su facilidad de palabra, por su inteligencia, por su identificación con lo marista y por su habilidad para saber conectar con los niños y adolescentes de una sociedad cambiante, Jesús Mendoza ha sido, sin duda, un capellán clave en la historia de Cervantes. Fue tutor de 1º BUP, al principio, por necesidades académicas, pero luego se volcó en la organización de las catequesis de comunión, poscomunión y confirmación, en ejercicios espirituales y Eucaristías para los alumnos (diariamente se decía misa durante el recreo, más las celebraciones especiales), en las campañas del Domund, de Navidad y del Hambre y en clases de Religión; colaboró en todo tipo de actividades extraescolares y la puerta de su despacho siempre estuvo abierta para recibir y atender cualquier necesidad espiritual, inquietud social o escolar, grande o pequeña, de los alumnos.

Dinámico y actual, se mantuvo siempre en la línea eclesial que marcaría desde 1978 el nuevo papa Juan Pablo II y de él y de los maristas es preciso destacar en todas sus charlas, escritos y homilías, el amor hacia la Virgen María: “Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres. Confiando en tu amor de Madre nos acercamos a ti, especialmente en este mes de mayo dedicado a tu honor, con humildad en el corazón y una plegaria en los labios: que estés, Madre, en nuestros corazones, en nuestros hogares, en nuestro mundo, amén”, escribía en Eco marista de mayo de 1982.

Apostó siempre por realizar convivencias con los alumnos: “El poder hablar con claridad, sinceridad y sin miedos. Poder tener una Eucaristía a gusto y sin prisas. No se pierde el tiempo y sí se gana mucho por el aire de reflexión y sinceridad”, en la misma revista, y por la amistad: “La esencia de lo humano y de las relaciones personales en cualquier ámbito es la amistad. La actividad común y la convivencia harán florecer la amistad entre aquellos que se sienten con ganas de participar. La amistad lo es todo... Por eso nosotros, este año, en el colegio, estamos trabajando bajo un principio hecho lema: Si quieres amistad, sé mas humano cada día”, escribía en 1984.

Orientó a los alumnos en la esencia de tres importantes períodos cristianos del curso escolar, Navidad: “Que estos días sean de verdad fecundos en armonía familiar. Que sean auténticos en la amistad. Que sean sinceros en el perdón. Ansiosos de ese encuentro con Dios-hombre Jesús. Que sean de verdad días en que la paz no sea mentira ni palabra sin sentido, sino tarea para siempre. Que sea, en verdad y definitivamente, felicidad, porque seamos capaces de hacer que Navidad sea para todos”; Cuaresma: “Cuaresma, además del recuerdo de esos hechos salvadores, cumbres de nuestra vida, es una llamada renovada y urgente a la conversión. Conversión que debe nacer desde dentro de nosotros mismos. Si nuestro corazón cambia, nuestra actitud será nueva. Cuaresma es llamada a esa novedad que es la confesión de que Cristo vive. Confesar con nuestras actitudes que la Resurrección es siempre dinámica, inacabada, porque está dependiendo de nosotros siempre”; y Pascua: “Ya no nos puede asustar nada. Tenemos que huir de la estrechez, de los complejos, del miedo. Renace la tierra. Resucitó Cristo nuestra esperanza, aleluya. Felicidad”.

Las Primeras Comuniones y las Confirmaciones cobraron un significado tremendamente especial con la llegada del padre Jesús Mendoza a la capellanía del colegio. Por primera vez se formó un amplio equipo de catequistas con antiguos alumnos y alumnos de 3º BUP y COU que, bien preparado, impartió catequesis por parejas, a razón de una hora semanal desde noviembre, a los alumnos de 3º EGB que iban a recibir la Primera Comunión ese año: “Yo quería hacer algo, me sentía con fuerzas para colaborar en nuestra fe, y quería que fuesen aprovechadas. El padre Jesús, director espiritual del colegio, me dio la oportunidad. Después de tres días de cursillo de preparación para catequistas, comenzamos nuestra misión de transmitir, con maravillosa ilusión, la doctrina de Jesús a aquellos que fueron sus más amados discípulos, los niños”, afirmaba la catequista María de los Ángeles Medina en 1982. Las hermosas celebraciones eucarísticas tenían lugar en el salón de actos del colegio, a lo largo del mes de mayo, los sábados por la tarde y los domingos por la mañana, en un ambiente festivo pero del que se encargaba el padre Jesús de que no afectase a la verdadera trascendencia espiritual de la ceremonia.

A comienzos del curso 1986/87, la Orden de Predicadores decidió un nuevo destino para el padre Jesús, su tierra canaria, el Santuario de la Virgen de la Candelaria en La Laguna (Tenerife). Su marcha, aunque muy sentida, no dañó su obra catequética, que es uno de los mayores exponentes de la vivencia cristiana de Cervantes y del concepto de Familia Marista. La multitudinaria cena-homenaje que le rindió el Colegio Cervantes en septiembre de 1986, demostró el gran número de amigos que cosechó con su labor: “Gracias, Jesús, porque has sabido llevarnos al otro Jesús. Gracias por tus Eucaristías, tus catequesis, tus ilusiones y los grupos de muchachos a los que has estimulado a Vivir”, reconocía el H. Juan José un par de años antes. Esa amistad imborrable y la formación espiritual que inculcó en cuantos lo trataron, son sus mejores recompensas: “Que siempre sea Cristo-centro y María-ayuda. Amando, acogiendo, sonriendo, haciendo felices, siendo amigos, perdonando, dialogando, es ya una tarea, pero la única que hará mejor la sociedad, el mundo y la familia. Un saludo a todos”. Fueron sus palabras de hasta luego, en ese acto. Posteriormente ha vuelto esporádicamente a Córdoba. Recientemente(1 de febrero de 2009) fue entrevistado para toda España en el programa radiofónico de la Cadena COPE "El Espejo", y fue cuando supimos que es el actual prior de la comunidad dominica del Santuario de la Candelaria, el más importante de las islas Canarias.

Herramientas personales
Promociones